Elon Musk prohibirá a sus trabajadores el uso de dispositivos Apple en sus empresas.

El magnate multimillonario, Elon Musk amenazó con prohibir el uso de los dispositivos de Apple en todas sus empresas, en caso de que la compañía estadounidense integre la tecnología de inteligencia artificial (IA) en sus sistemas operativos. «Si Apple integra OpenAI en el sistema operativo, los dispositivos Apple estarán prohibidos en mis empresas», indicó Musk en una publicación en la red social X. También consideró que esa operación constituye «una violación de seguridad inaceptable».

Además, Musk advirtió que en tal caso «los visitantes tendrán que dejar sus dispositivos Apple en la puerta de las instalaciones de sus empresas, donde se guardarán en una jaula de Faraday», en referencia al mecanismo que permite anular las señales entrantes y salientes de los dispositivos electrónicos, como los teléfonos móviles. Asimismo mencionó, «Es totalmente absurdo que Apple no sea lo suficientemente inteligente como para crear su propia IA, pero sí capaz de garantizar que OpenAI proteja tu seguridad y privacidad», subrayó Musk en otra publicación. «Apple no tiene ni idea de lo que ocurre realmente una vez que entrega tus datos a OpenAI. Te están vendiendo a un precio muy bajo», añadió.

No obstante, estos comentarios del empresario se produjeron después que Apple anunciara en la Conferencia Mundial de Desarrolladores 2024, una asociación con OpenAI para utilizar la tecnología que impulsa el popular ‘chatbot’ en línea ChatGPT en sus dispositivos, así como en la asistente de voz Siri.

Mientras que por su parte, OpenAI aseguró que las protecciones de privacidad están integradas al momento de acceder al ChatGPT dentro de Siri y desde las herramientas de escritura de los equipos Apple. Al mismo tiempo, sostuvo que no almacenan «las solicitudes» de los usuarios, cuyas direcciones IP se mantienen ocultas. «Nos asociamos con Apple para integrar ChatGPT en iOS, iPadOS y macOS, lo que estará disponible a finales de este año», afirmó OpenAI. Por otro lado, el vicepresidente senior de ingeniería de software de Apple, Craig Federighi, precisó que el usuario tiene «el control sobre cuándo se utiliza ChatGPT», agregando que se le preguntará «antes de compartir su información».

Cabe recordar, a principios de marzo, Elon Musk demandó a OpenAI, que cofundó en 2015, y a su director ejecutivo, Sam Altman, alegando que abandonaron su misión original de desarrollar IA en beneficio de la humanidad y sin fines de lucro. El director ejecutivo de SpaceX también fundo su propia ‘startup’, xAI, en un intento por competir con OpenAI y construir una alternativa a su ‘chatbot’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *