Youtube está probando la resolución 4K «Premium».

Al parecer Google ha alcanzado cierta aprobación interna entre sus distintas divisiones dedicadas al streaming. En un mundo en el que ya tenemos vídeo 8K, múltiples dispositivos compatibles con el mismo y conexiones de fibra suficientes para soportarlo, la resolución FullHD parece estar convirtiéndose en la que se puede ofrecer «gratis». Tal como ocurrió en Stadia, ya desaparecida, cuya resolución 4K quedaba reservada para los usuarios Pro, y pronto sucederá también con Youtube.

Según indican, el último ajuste que Youtube está probando entre un reducido grupo de usuarios. Se trata de un ajuste en fase beta, de una prueba de campo, una prueba reducida para recabar impresiones y comprobar su funcionamiento. Pero si la prueba acaba siendo satisfactoria, Youtube puede dejarnos sin los vídeos en 4K y superioriores a no ser que seamos suscriptores de Youtube Premium. Si quieres la mejor resolución, saca la billetera.

De esta manera, se dice que pronto pero los vídeos con resolución 4K llegaron a Youtube hace más de una década. 12 años, más concretamente, pues su compatibilidad se activó en la plataforma en el año 2010. Hasta entonces, aunque subiéramos vídeos con dicha resolución la plataforma sólo nos permitía mostrarlos en FullHD. Todo ha ido avanzando y hoy el 4K es casi un estándar para los creadores de contenido, y pronto sólo lo disfrutarán los usuarios de pago. Desde entonces otras mejoras han llegado a la plataforma. Como los vídeos 8K que aterrizaron en 2015, o la compatibilidad con sistemas de alto contraste dinámico como el HDR o el HDR10. Si entendemos que el 4K será «de pago», es lógico pensar que todas estas mejoras también quedarán reservadas para los usuarios de Youtube Premium más tarde o más temprano.

Recientemente, se pudo conocer que, Youtube está llevando a cabo esta prueba de campo en la que puede verse que la resolución de 2160p en los vídeos, la correspondiente a lo que conocemos normalmente como 4K, aparece junto a una etiqueta: «Premium». Esto significa que si queremos activar dicha resolución, Youtube comprobará si somos usuarios de pago y, de no serlo, nos invitará a que nos suscribamos. En caso de no querer hacerlo, sólo podremos ver vídeos a 1440p como máximo. Un 50% más que el FullHD. Algo es algo.

De esta forma, Google reserva las resoluciones más elevadas, 4K y 8K, para los usuarios de pago de su plataforma de vídeos en streaming. Para el resto de mortales, los que elijamos ver Youtube como lo hemos visto siempre, quedará el FullHD (y algo más), los anuncios y el resto de molestias, pues al momento todavía es una prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *