Víctor Manuelle presentó su nuevo álbum «El Lado A y el Lado B» con sonidos urbanos y salsa.

El cantante salsero Víctor Manuelle presentó su nuevo álbum, «Lado A Lado B», que se divide en temas de sonidos modernos y urbanos y otros tradicionales de salsa para que el público conozca sus «dos facetas en una sola producción».

Este nuevo trabajo, «El Lado A y el Lado B es un desahogo después de tanto tiempo», aseguró el artista en una conferencia de prensa en San Juan sobre su nuevo álbum, que estará disponible en las plataformas digitales a partir del próximo viernes.

El llamado «Sonero de la Juventud» explicó que el «Lado A» es una salsa con «elementos más modernos y juveniles», mientras que el «Lado B» busca «el sonido peculiar del salsero tradicional». «Está todo en un solo paquete. El concepto del Lado A y Lado B (es) que conozcan las dos facetas de este servidor en una sola producción», subrayó el ganador de dos premios Grammy Latinos en 2018.

Cabe indicar, el «Lado A» incluye colaboraciones con artistas del género urbano como Miky Woodz, en el tema «Vamo’ a ver si el gas pela»; Farina, en «Besito suave», y La India, en «Víctimas las dos», un reciente éxito en Billboard. «Una de estas cosas que yo he tratado en estos últimos 10 o 15 años de hacer es una música más atractiva para ese público joven que tiene otro lenguaje, otro oído, otra influencia», comentó. Mientras que «El Lado B es para complacer a ese público que es un poco más exigente, y lo interesante es que no es simplemente música tradicional» sino que el propio sonido es distinto y de mucha calidad, agregó.

Esa parte del disco está grabada en cinta de 2 pulgadas, con piano de cola, bajo acústico y cuerdas en vivo y es, a su juicio, «un balance bien creado para buscar el sonido peculiar del salsero tradicional». Por lo que calificó su nuevo álbum, el vigésimo de estudio de su carrera, de «una pieza de colección».

Víctor Manuelle dijo además, que «el lenguaje urbano de los años 70 era la salsa» y que los artistas del género urbano son en general «bien fanáticos» de la salsa. Su primera colaboración fue con el dúo de reguetón Héctor y Tito en el tema «Ay Amor» y, desde entonces, se ha ganado «el respeto» de los artistas del género y le es «muy fácil» trabajar con ellos. Esas colaboraciones le han permitido ser, además, conocido entre un público más joven, aunque aseguró que «nunca» ha querido abandonar el género de la salsa. «Yo tengo un público base que no pienso abandonar nunca y que me ha permitido durante estos últimos años hacer ese movimiento y ese híbrido (colaboraciones con los artistas urbanos). A mí me lo han aceptado», comentó agradecido.