Tokio: Australia en natación rompe su propio récord mundial

El equipo australiano femenino de relevos  en natación estableció un nuevo récord del mundo en la prueba de 4×100 libre, tras imponerse este domingo en la final de los Juegos de Tokio con un tiempo de 3:29.69.

El cuarteto australiano, integrado por Bronte Campbell, Meg Harris, Emma McKeon y Cate Campbell, rebajó en 36 centésimas la anterior plusmarca universal que poseía el propio equipo oceánico con un tiempo de 3:30.05 desde abril de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.