Spotify incentiva a sus usuarios que escuchen menos música.

Para muchos usuarios, escuchar música en el PC es una actividad complicada unida a un único software: Spotify. Y es que el extenso catálogo de este servicio sueco de streaming, unido a funcionalidades como las listas de reproducción colaborativas o la visualización de letras en tiempo real, lo convierten en su opción favorita por encima de los reproductores de archivos multimedia o YouTube.

En este sentido, los responsables de Spotify parecen interesados en ir dejando de lado su faceta exclusivamente musical. El catálogo de Spotify es, de hecho, tan extenso, que hace tiempo que incluye también todo tipo de podcasts. Y este contenido no ha hecho sino ocupar cada vez más espacio… tanto, que la plataforma se ha encontrado ante un dilema: ¿cómo visibilizar mejor esta clase de contenidos? La respuesta ha llegado con la actualización de Spotify de esta semana.

Y es que la aplicación de streaming está apostando por un cambio de enfoque que, por ahora, ya se ha implementado en su app para Android y se ha confirmado su llegada a iOS en las próximas semanas, y que gira en torno a un rediseño de su página de inicio que permita al usuario acceder más fácilmente a todos los contenidos recomendados por la plataforma, tanto con base en sus gustos como con base en las tendencias generales.

Ahora, en la parte superior de dicha página de inicio, son visibles dos secciones que separan claramente los dos tipos de contenidos en torno a los cuales gira la oferta de Spotify: «Música» y «Podcasts y espectáculos». El mensaje que se busca transmitir es que éstos últimos ya no son un mero contenido complementario a la música para la plataforma. De hecho, este rediseño busca claramente que escuchemos menos música y más podcasts mientras usamos la aplicación. Para ello, tanto los usuarios premium como los gratuitos descubrirán que si ya han escuchado al menos un episodio de podcast, esta nueva versión les recomendará automáticamente otros episodios del mismo y les sugerirá otros programas similares.

De tal manera que la compañía tiene que rentabilizar sus inversiones: es los últimos tiempos ha firmado numerosos y costosos acuerdos con creadores de contenidos en formato podcast. Tan costosos (y, aparentemente, rentables), que en los últimos meses han preferido decir adiós a músicos consagrados como Neil Young que prescindir de polémicos presentadores de podcasts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.