Sino paga en 15 y 30 días será reportado al Buró de Crédito

Desde el 1 de enero de 2022, las deudas pasarán a vencidas a los burós de crédito a los 15, 30 y 60 días, según el segmento y del tipo de deudor, como lo era antes de la pandemia.

Los clientes de las entidades financieras deberán tener en cuenta este cambio para que los retrasos en los pagos de sus créditos no afecten su calificación de riesgo. 

Las entidades bancarias han aplicado en este tiempo medidas como diferimientos, refinanciamientos, reestructuraciones y novaciones.

A octubre de 2020 los alivios financieros representaron el 36% de la cartera total de crédito. Cerca del 63% de los alivios fue para créditos productivos (comercial, microcrédito, vivienda) y el 37% restante para créditos de consumo (consumo y educativo).

El indicador de morosidad se ha mantenido en niveles que no son preocupantes para el sector, aseguró Rodríguez. Según datos de la Superintendencia de Bancos, la morosidad pasó de 2,83% en noviembre de 2020 a 2,36% en noviembre de este año. 

Otros como el microcrédito redujeron el nivel morosidad, pasando de 4,21% en noviembre de 2020 a 3,99% en noviembre de este año; así como el de consumo que estuvo en 4,49% y luego en 3,31%, en el mismo periodo.

Ahora con la reducción del tiempo para que una deuda caiga en mora, es necesario que los clientes planifiquen su presupuesto, para considerar su capacidad de pago y, de ser necesario, puedan solicitar facilidades para el pago de sus créditos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *