Revelan la lista negra de Facebook con 4.000 personas y organizaciones peligrosas.

Según los expertos, dicen que el público merece ver la lista, una clara encarnación de las prioridades de la política exterior de Estados Unidos que podría censurar desproporcionadamente a los grupos marginados.

Con más de 4.000 personas y grupos forman parte de una ‘lista negra’ interna de moderación elaborada por Facebook, que recoge los movimientos que tienen prohibido usar sus plataformas por estar relacionados con el terrorismo o con otras formas de grupos violentos.

Esta normativa engloba las medidas de la compañía estadounidense sobre cinco ámbitos: odio, crimen, terrorismo, movimientos sociales paramilitares y grupos violentos ajenos a Estados. Como referencia, la política utiliza una ‘lista negra’ con 4.000 personas y grupos asociados a actividades violentas, y que comprenden desde políticos y escritores hasta cientos de grupos musicales e incluso personajes históricos ya fallecidos.

Al momento, Facebook no había hecho pública esta lista, a pesar de haber recibido numerosas recomendaciones de su Consejo asesor de contenidos, integrado por expertos independientes. «Al igual que otras compañías tecnológicas, no hemos compartido la lista para limitar el riesgo legal, limitar los riesgos de seguridad y minimizar las oportunidades para que los grupos eludan las reglas», ha afirmado a través de Twitter el director de Políticas de contraterrorismo y organizaciones peligrosas de Facebook, Brian Fishman.

Además de la lista negra, The Intercept ha publicado también los documentos internos de moderación de Facebook para su política de organizaciones peligrosas. Aunque todos se encuentran prohibidos, pasan a quedar estructurados en tres niveles según si está permitido o no discutir sobre ellas.

En el primer rango, el de mayor peligrosidad, no se permite que los usuarios expresen comentarios positivos o defiendan a las personas o grupos violentos, incluso por hechos o actividades que no sean violentos. Esta categoría se reserva especialmente para los grupos terroristas, con cerca de 500 organizaciones criminales, de las que más de 250 son supremacistas blancos.

En el segundo nivel, Facebook sitúa a los actores violentos que no forman parte de Estados. Los usuarios tienen permitido expresar aprobación por las actividades no violentas de estos grupos, pero no un «apoyo sustancial» al grupo en su totalidad.

Y finalmente, el tercero y último nivel está integrado por grupos que aunque no ejercen la violencia, sí son susceptibles de volverse violentos y usan frecuentemente el discurso del odio. En este rango se incluyen cerca de mil grupos sociales militarizados, que están prohibidos pero sobre los que se permite que otros usuarios hablen en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *