Provincias con menos inversión en vías rurales

Hay dos vías rurales que se caracterizan por no recibir mantenimiento y sus habitantes tuvieron dificultades para sacar su producción, que es su principal sustento económico. Se trata de Placer del Toachi-Santa Rosa, en Santo Domingo de los Tsáchilas, y de La Mate-Santa Clara, en el cantón Santa Lucía, en Guayas.

La primera, de 8,6 kilómetros, es clave para la salida del ganado hacia los centros de faenamiento de la capital de Santo Domingo. La segunda, en cambio, lo es para la movilización de productos agrícolas, la pesca y la llegada de turistas. La intervención en ambas rutas quedó pendiente en 2020, por la pandemia del covid-19.

Las prefecturas, que tienen a su cargo la competencia vial en el área rural, tuvieron pocos recursos y lo disponible se destinó para la atención de la emergencia sanitaria.

Esto se evidenció en la asignación presupuestaria para los caminos de tierra, ramales, lastre y asfalto. Santo Domingo, Guayas y Sucumbíos liberaron ese año menos presupuesto en comparación con el resto de las provincias. Las tres prefecturas gastaron cerca de USD 7 millones, un 85% menos que el presupuesto de 2019. La tierra
tsáchila es la que menos invirtió.

Estos datos los recoge el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) en su estudio sobre Información Ambiental y Económica de los Gobiernos Descentralizados del Ecuador.

En los tres territorios se destinó apenas el 2% de todos los recursos que los gobiernos locales inyectaron para la vialidad rural, a escala nacional. Mientras que en el resto de las jurisdicciones la inversión fue 2,56 veces más que en estos tres territorios.

Ahora la prefecta de Guayas, Susana González, destaca que se interviene en arterias de zonas altamente productivas. Se trabaja en 31 frentes para mejorar la conectividad, pues la idea es superar la meta que se tuvo hace dos años. En esa misma línea se encuentra la Prefectura tsáchila, que no logró intervenir el 59% de la vialidad rural en 2020, la cual tiene una superficie total de 2 953 km.

En la programación de este año constan las mejoras para las rutas pendientes de una parte de las 10 parroquias rurales, cinco zonas especiales y siete comunas tsáchilas, asegura la prefecta Johanna Núñez.

También se incluyó a la vía Placer del Toachi- Santa Rosa. Yolanda Ojeda, habitante de esta zona, asegura que mantienen la esperanza de contar con una vía en óptimas condiciones luego de que el Bede anunciara que entregará USD 3,6 millones para mejorarla y así los ganaderos puedan llevar con facilidad sus animales.

FUENTE: EL COMERCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.