Policías en los exteriores de escuelas

En el Ecuador hay 16 095 planteles: 7 447 están en la zona urbana. n muchos colegios se han encontrado paquetes con sustancias sujetas a fiscalización en las mochilas de los chicos. 

El microtráfico y la delincuencia son las mayores amenazas en la mayoría de los planteles educativos del Ecuador. Y pese a la vigencia del Plan nacional de Escuelas Seguras, la presencia de uniformados es escasa en los entornos escolares.

Los ministerios del Interior y de Educación crearon el plan para prevenir los delitos, la violencia y proteger a las niñas, niños y adolescentes. Fue lanzado el pasado 14 de noviembre y cuenta con protocolos de actuación policial.

Pero Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), señala que esto no se estaría cumpliendo y que la vigilancia es escasa en los 220 planteles fiscales, particulares, fiscomisionales y municipales.

Los centros educativos beneficiados corresponden a la primera fase de intervención. Juan Zapata, ministro del Interior, ofreció que 2 000 uniformados se destinarían para los exteriores de los planteles a la hora de ingreso y salida de los estudiantes.  

En ese listado constan 59 de Guayaquil, Durán y Samborondón, cantones con más sicariatos, muertes violentas, narcotráfico y extorsión. Además, en planteles de estos territorios se ha identificado una mayor problemática.   

La delincuencia también afecta a estudiantes de las provincias de Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, El Oro, Sucumbíos y Cañar. La Policía tiene conocimientos que en estos espacios se recluta a los menores para el expendio de droga y sicariato.  

Como parte de los protocolos de delitos, el plan Escuelas Seguras establece que los policías actúen en caso de alguna alerta o delito flagrante. Y dentro de los planteles lo harán con los agentes de la Dinapén, para no vulnerar los derechos de los menores.  

Cuenca no se beneficia de la vigilancia policial, a pesar de que muchos padres de familia aseguran que en los exteriores de varios colegios del centro de la ciudad se expenden sustancias prohibidas y los robos son constantes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *