NATACIÓN || Kristof Milak se perfila hacer el rey del mundial

El húngaro Kristof Milak presentó su firme candidatura al título de “rey” de los Mundiales de Budapest al imponerse en la final de los 200 mariposa con un estratosférico nuevo récord del mundo de 1:50.34 minutos.

Una sensacional actuación que hizo olvidar en parte el varapalo con el que arrancó la jornada, tras conocerse la retirada del estadounidense Caeleb Dressel de las semifinales de los 100 libre por “motivos médicos”.

Dressel no pudo defender el título de campeón del mundo de los 100 libre que logró en las dos últimas citas universales y, además, no podrá hacer realidad su sueño de ganar ocho medallas de oro en la capital magiar.

Máxime tras la exhibición realizada por el magiar en la final de los 200 mariposa. Si en los Mundiales de Gwangju Kristof Milak se convirtió en el primer nadador en la historia en bajar de la barrera del 1:51 minutos, este martes el húngaro pareció, por momentos, en disposición de lograr un imposible y bajar del 1:50.

Y es que, a falta del último largo, Milak transitaba 1.06 segundos por debajo de su propia plusmarca universal (1:50.73).

Sin embargo, el magiar no pudo mantener su infernal ritmo en los 50 metros finales para acabar imponiéndose con un crono de 1:50.34 minutos, 39 centésimas menos que su anterior récord del mundo.

Una marca del futuro como atestiguaron los más de tres segundos -3.03- en los que Milak aventajó a su más inmediato perseguidor, el francés Leon Marchand, otro de los nombres propios de este campeonato, que se colgó la medalla de plata con una marca de 1:53.37 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.