MOTO GP || Jorge Martín gana en Francia un gran duelo con Marc Márquez y Bagnaia

  • espn.com.ec

En el amplio menú que puede ofrecer MotoGP, no hay dudas de que tener en el podio a Jorge Martín, Marc Márquez y Pecco Bagnaia es uno de los mejores banquetes que se pueden ofrecer. Y ese fue justamente el resultado del GP de Francia, quinta fecha del Mundial 2024. Eso sí, cada uno se fue con una sensación diferente.

Jorge Martín ganó la carrera larga de MotoGP de Le Mans. Martinator se llevó un duelo a tres impresionante para ser más líder. Le saca 38 puntos a Bagnaia, 40 a Marc y Bastianini. Marc Márquez fue segundo después de una remontada brutal y una pasada increíble a Bagnaia.

Nada menos que 119.145 personas vieron en directo la carrera en las gradas abarrotadas de Le Mans, con 297.471 en todo el fin de semana. Espectacular.

Las condiciones cambiaron: la lluvia no llegó, pero sí un viento fresco y menor temperatura, con 21 grados en el ambiente y 28 en el asfalto. Pese a ello, todos optaron por goma dura delante y blanda detrás.

En la salida, Bagnaia se lanzó y superó a Martín. Hasta le tapó en la chicane Dunlop. No quería, bajo ningún concepto, que Jorge controlara.

Sin dudas, fue Jorge Martín el más feliz de todos. Porque redondeó un fin de semana fantástico, sin fisuras y con sumatoria completa de los puntos en juego. Logró la pole position, ganó el sprint, y venció en la carrera larga para aumentar su ventaja al frente del Mundial.

Y con el condimento especial de conseguirlo en el momento más necesario, porque los popes de Ducati por estos días tienen la mente puesta en quién acompañará a Pecco en el equipo de fábrica en 2025. Y el madrileño está haciendo todo, ya más no puede lograr.

Fue subcampeón del año pasado y le dio batalla al italiano hasta el final. En esta temporada, logró su segundo éxito en cinco carreras y lidera el torneo con 38 puntos de ventaja sobre Bagnaia, más de una fecha de diferencia (cada cita entrega un máximo de 37).

El madrileño venía de fallar en Jerez de la Frontera, al terminar en el piso cuando lideraba en el GP de España. La bronca acumulada no le jugó en contra a Martín, en Le Mans dio muestra de paciencia cuando perdió la punta en la largada en manos de Bagnaia.

Pensó y aguardó su momento para saltar otra vez a la punta y lo hizo en una gran maniobra a falta de siete giros para el cierre. Así, firmó su séptimo éxito en la máxima categoría del Mundial.

“Teníamos dudas para la carrera, pero conté con un gran ritmo. La moto fue perfecta gracias al equipo y a mi familia”, dijo el feliz vencedor. Cerquita estaba Márquez, otro que se fue feliz, pero también sabiendo que pagó caro sus errores del fin de semana.

El primero fue en la práctica, donde una caída no le permitió poder cerrar la tanda entre los diez y quedó condenado a la Q1. Allí, no pudo cerrar una buena vuelta y el 13° cajón de partida fue el colofón. Desde ahí, Marc mostró, tanto en el sprint como en la carrera, un ritmo sensacional para cerrar una genial remontada hasta el segundo puesto en ambas carreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *