Los sindicatos pedirán un incremento; los empresarios no ven las condiciones para eso. La oferta presidencial es subir el básico hasta $ 500 en 4 años.

El tiempo para definir el salario básico unificado (SBU) del 2022 se acerca, en medio de tensiones políticas. Para 2021 no hubo aumento y se mantuvo en $ 400, generando el rechazo de los trabajadores. A cambio de no tocar la tarifa, el gobierno de Lenín Moreno prometió pagar una única compensación de $ 60 a 380.959 personas que ganaban el básico en 2020, pero esto no se cumplió.

Ahora, el gobierno de Guillermo Lasso debe afrontar el tema con el peso de su oferta de campaña de que el salario crezca gradualmente hasta $ 500. En teoría, para llegar a la meta comprometida, cada año de gobierno la remuneración debería subir $ 25.

Hasta el momento, el Ejecutivo no ha mencionado en qué medida crecerá la remuneración en el 2022. El Ministerio del Trabajo indicó a este Diario que se “informará oportunamente la forma en la que se procederá con el incremento gradual”.

El Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS), integrado por trabajadores y empleadores, es el encargado de determinar el salario, para lo cual se autoconvocará hasta el 20 de noviembre de cada año, según el acuerdo ministerial 185, emitido el 17 de septiembre de 2020. Allí se establece una fórmula y el procedimiento técnico para el cálculo del SBU.

Según el Código Laboral, si empleadores y trabajadores no llegan a un consenso sobre el salario básico, la decisión final recae en el Ministerio del Trabajo, que deberá hacerlo con base en la proyección del índice de precios al consumidor (inflación). En caso de no contar con ese dato de forma oficial, el acuerdo ministerial 185 dispone a la cartera de Estado calcular el salario siguiendo una fórmula, la cual también ha sido blanco de críticas de los sindicatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.