Los Bucaram esperan juicio

El expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz; su hijo, Jacobo Bucaram Pulley y tres personas más esperan fecha para que inicie el juicio en su contra por presunta delincuencia organizada en la comercialización de pruebas para detectar COVID-19.

Aunque inicialmente fueron sobreseídos, la Corte Provincial de Justicia de Pichincha revirtió esa decisión. El exmandatario, su hijo, el israelí Sheinman Oren, la peruana Orietta Marengo y exvigilante de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Leandro Berrones, enfrentarán este proceso.

Marengo era la única en este proceso que estaba fuera del país. Fue capturada por la Interpol hace cinco días, en Perú. La Justicia ecuatoriana espera que sea extraditada desde Lima.

Este caso inició con la detención de dos israelíes: Sheinman Oren y Shy Dahan, en la provincia de Santa Elena, en junio de 2020.

Esa vez, ellos presentaron documentos falsos de la DEA y portaban alrededor de 200.000 dólares en efectivo. Tras su aprehensión, declararon ante la Fiscalía que habrían mantenido negocios con Jacobo Bucaram Pulley.

Oren y Dahan fueron recluidos en la Penitenciaría del Litoral, una de las cárceles de Guayaquil, donde la madrugada del 8 de agosto de 2020 fueron atacados. Dahan fue asesinado y Oren resultó herido.

La teoría que mantiene Fiscalía es que todos los procesados habrían conformado un grupo estructurado para planificar actividades delictivas entre noviembre de 2019 y agosto de 2020 (en Quito y Guayaquil).

Inicialmente, en este caso estuvieron involucrados otros dos exagentes de la AMT, quienes en abril de 2021 decidieron acogerse al procedimiento abreviado y aceptaron haber cometido el delito. Ambos fueron sentenciados a cinco años de prisión.

Este caso ya tiene tribunal de juicio y los procesados están a la espera de la fecha de audiencia.

FUENTE: ECUAVISA