Le cayó Contraloría al Registro Civil

Un informe de la Contraloría General del Estado reveló supuestas anomalías en la adquisición del sistema informático para emisión de cédulas y pasaportes electrónicos del Registro Civil. 

La entidad de control informó este jueves 21 de octubre de 2021 que examinó la compra e implementación de un sistema informático para la emisión de documentos de identidad y pasaportes electrónicos, provisión de equipamiento, suscripciones y licencias de software, insumos y servicios conexos por parte del Registro Civil. El proceso de adquisición se ejecutó en 2019. 

El organismo de control señala que el procedimiento de contratación por licitación internacional, así como la modificación del objeto del contrato y de los pliegos durante la etapa de selección no se sustentaron. Según un comunicado, el contrato se adjudicó a un consorcio que no cumplió con la experiencia ni con las especificaciones técnicas.  

 Para elegir la modalidad de contratación, el Registro Civil argumentó la ausencia de proveedores nacionales utilizando un certificado emitido por el Sercop, sin considerar que esta condición aplica solamente para la compra de bienes en el extranjero y el componente principal del contrato preveía un servicio. 

El informe del examen especial, aprobado en junio de 2021, evidencia que la invitación a participar en la licitación internacional no se publicó en medios internacionales, incumpliendo lo dispuesto en el artículo 3 del Reglamento de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública. “Además, la entidad no elaboró estudios completos y definitivos, repercutiendo en la determinación de especificaciones técnicas, términos de referencia y presupuesto referencial”. 

El servicio se contrató por USD 26 950 000 con el compromiso de consorcio EDOC, de México, aunque no acreditó su experiencia en la ejecución del objeto del contrato, su propuesta no cumplió con las especificaciones técnicas requeridas por la entidad y su oferta fue más alta, en USD 2 312 398, con respecto a la del otro proveedor habilitado, el compromiso de consorcio francés INCS-IDEMIA, dijo la entidad de control. 

Asimismo, al celebrar el contrato no se observó la obligación que tenía la adjudicataria de designar un apoderado en Ecuador. Esto provocó desembolsos injustificados por pasajes, viáticos y subsistencias para el director general y el coordinador general de Asesoría Jurídica del Registro Civil, a Francia y México, por USD 13 372. 

FUENTE: EL COMERCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.