Investigadores logran desarrollar la forma de introducir 125.000 GB en la era del ‘big data’.

Unos investigadores chinos lograron desarrollar una tecnología que puede hacer caber más de un petabit, para ser exactos unos (125.000 gigabytes) de datos en un solo disco óptico, del tamaño de un DVD estándar, utilizando la tecnología 3D. Es decir, el dispositivo podrá almacenar ahora 5.000 veces más información que un disco Blu-ray estándar, un verdadero avance en la era del ‘big data’ y la inteligencia artificial, ya que permitirá un importante ahorro de espacio y energía.

No obstante, los discos ópticos son relativamente baratos y duraderos, pero su capacidad es muy limitada, por lo que almacenar grandes cantidades de datos suele requerir docenas o cientos de dispositivos de este tipo. Esto se debe a que la información suele almacenarse en una sola capa. El equipo de científicos, de destacadas universidades chinas, ha creado una arquitectura tridimensional que permite almacenar datos en cientos de capas.

De tal manera que, una cantidad masiva de datos equivalente a unos 5.800 millones de páginas web indexadas podría almacenarse en un dispositivo del tamaño de un ordenador común. En comparación, si estos mismos datos se almacenaran en discos duros de un terabyte, los dispositivos «ocuparían un espacio del tamaño de un patio de recreación promedio». «El ODS (almacén operacional de datos) tiene una capacidad de hasta 1,6 [petabits] para un área de disco del tamaño de un DVD gracias a la grabación de 100 capas en ambas caras de nuestro disco único ultrafino», afirman los investigadores.

Además, la nueva tecnología proporcionará un almacenamiento de datos más eficiente desde el punto de vista energético, afirma Wen Jing, profesora de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shanghái y una de los autores del artículo. «Solo se necesitará energía cuando se escriban o lean datos en el disco, pero no cuando se almacenen, gracias a las propiedades inherentes del ODS», aclaró a SCMP.

Finalmente, según la profesora, mencionó que espera que la nueva unidad pueda durar entre 50 y 100 años, a diferencia de un disco duro, que requiere ser sustituido cada cinco o diez años. Además, el nuevo invento permitirá a la gente crear sus propias bases de datos y almacenar un gran número de fotos, vídeos y documentos en un solo lugar, sin necesidad de utilizar varios discos duros externos.