Instagram trabaja en la reducción de las publicaciones con contenido «potencialmente dañino».

La red social Instagram continua luchando contra los graves problemas de odio y acoso que azotan su plataforma: la empresa ha mejorado los algoritmos para ocultar el contenido potencialmente hiriente en las aplicaciones. Además, se anticipará a los reportes de los usuarios para esconderles publicaciones que podrían hacerles daño.

El contenido que se sube a las redes sociales no siempre es del agrado de todos, a menudo puede herir desde las sensibilidades a las propias personas. Y, dado que Instagram es una de las redes más populares, y debido al tipo de contenido que puede subirse a su feed e Historias, resulta desgraciadamente habitual que se utilice la plataforma para el ciberacoso. Instagram es consciente de ello. Y acaba de anunciar nuevas medidas para contrarrestarlo.

«Estamos tomando medidas más estrictas contra publicaciones que pueden contener intimidación o incitación al odio, o que puedan fomentar la violencia», se puede leer en un comunicado de la compañía, compartido este jueves.

Cabe indicar que, Instagram ha ido incluyendo medidas en su plataforma para hacer más seguro el uso de las apps por parte de los adolescentes. Dado que es un colectivo vulnerable, y debido a la enorme importancia que tiene Instagram para ellos, protegerlos en la medida de lo posible parece ser la estrategia actual de la empresa. En especial después del reciente encontronazo de Facebook y sus estudios internos demostrando que Instagram era tóxico para los menores.

Se trata de una medida que solo afectará a publicaciones concretas y no a las cuentas en general, de modo que si el algoritmo con el que funciona detecta que un usuario interactúa frecuentemente con la cuenta que lo ha publicado, solo reducirá la visibilidad de dicho contenido. Tras el anuncio de que Facebook detenía el desarrollo de Instagram Kids todos los esfuerzos van encaminados a mejorar la experiencia de los adolescentes en la aplicación genérica. Recientemente se añadieron nuevas herramientas de control para padres, ahora Instagram mejora sus algoritmos para adelantarse a los reportes del usuario.

Para comprobar si una publicación presenta contenido sensible, Instagram realiza un análisis de ciertos parámetros, como si su pie de foto es similar a otro que anteriormente haya infringido las reglas de la red social. Además, se estudia el modo en que estás publicaciones podrían dañar o perjudicar a los usuarios según el modo en que estos hacen uso de la red social y los diferentes formatos que ofrece: a través de comentarios, ‘me gusta’ o mediante el archivo de publicaciones. «Estas señales nos ayudan a conectarlo con el contenido que creemos que desea ver más», ha mencionado la red social en este comunicado.

Por ese motivo, a partir de ahora y una vez recopilados estos datos, Instagram va a ampliar esta observación y va a tener en cuenta cuál es la probabilidad de que los usuarios denuncien ciertas publicaciones. Según los usuarios vayan denunciando un tipo de contenido como inapropiado Instagram lo irá ocultando en su Feed e Historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.