Hospital General IESS Santo Domingo cumple 9 años

Desde el 17 de julio de 2012, el Hospital General del IESS Santo Domingo cumple con su objetivo de brindar atención oportuna, integral y de calidad a los afiliados, jubilados, pensionistas y demás beneficiarios de la seguridad social de la provincia.

Teresa A. aún recuerda que fue una de las usuarias que se acercó a la casa de salud cuando fue inaugurada. «Hablaban mucho del nuevo hospital, salí desde el campo a visitar a mi familia y, de paso, di una vueltita por el lugar. Luego, estuve aquí, para la luchar por la vida». Ella agradece la atención, incluso rememora que los médicos le brindaron todo su contingente para tratar el cáncer de su esposo.

Una de las enfermeras del nosocomio, Mirian G., relata que ingresó en agosto de 2012 con el propósito de organizar el área de Emergencia. “Cuando llegué solo había el espacio físico, tuvimos un mes para organizar todo y desde septiembre empezamos la atención en un servicio que es la puerta de entrada al hospital, fue un reto, pero lo logramos”.

Con la apertura de esta unidad médica, los habitantes del sector accedieron a un servicio de salud especializado y de segundo nivel.

Luego de nueve años y con una pandemia, la unidad de salud ha tenido que adecuarse, reorganizarse para continuar con la atención a los asegurados. En este sentido, en Emergencia, se creó el área COVID-19 y NO COVID-19, con los servicios de las especialidades de ginecología, pediatría y cirugía general; en Consulta Externa se mantuvo de forma presencial y se habilitó el servicio de Telemedicina en todas las especialidades para los grupos más vulnerables; apertura de dos pisos, para tratar pacientes con sintomatología COVID-19; se incorporó a la cartera de servicios, la especialidad de anatomía patológica que permite reducir el tiempo de respuesta en los resultados de los análisis de biopsias.

Hernán C. estuvo hospitalizado por diferentes complicaciones con su salud y agradece que la casa de salud no haya cerrado sus puertas durante la pandemia. “Mi recuperación se la debo a Dios y a la familia del hospital IESS porque gracias a sus médicos, enfermeras y todo el personal estoy bien, además del apoyo que recibí de mi familia mientras estaba hospitalizado”.

El reto a futuro es seguir trabajando en función de fortalecer la calidad de los servicios de atención en salud, cumpliendo con los requerimientos médicos de todos los afiliados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *