Google habilitó su proveedor de dominios luego de siete años en su beta.

La gigante tecnológica Google ha lanzado oficialmente su proveedor de dominios después de tenerlo siete años en beta, un servicio que acompaña de herramientas para crear presencial ‘online’ y garantía de soporte, privacidad y seguridad con su propia infraestructura.

Actualmente Google Domains cuenta con «millones de registros activos» desde su aparición en versión beta en 2015, lo que ha hecho conocer a la compañía «lo valioso» que es un nombre de dominio para quienes quieren iniciar una empresa o expandir su marca en Internet. Desde entonces, se han añadido más herramientas y características, y finalmente este martes la compañía lo ha puesto a disposición del público general en 26 países, como ha informado en un comunicado publicado en su blog oficial.

De esta manera, este servicio ofrece más de 300 terminaciones de dominio, así como herramientas con las que crear un sitio web y trabajar de forma conjunta con otros servicios de la compañía, como Workspace o Maps, para crear y extender la presencia ‘online’. Google Domains utiliza la misma infraestructura de Google, y ofrece DNS de alto rendimiento y accesible desde cualquier parte del mundo. También ofrece características de privacidad y seguridad, como la verificación de dos factores y las extensiones de seguridad para el sistema de nombres de dominio (DNSSEC) de un solo clic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.