Google Drive lanzará una actualización de seguridad que se aplicará en los archivos y sean más seguros los enlaces.

Google Drive, ha empezado a notificar a muchos de sus usuarios para advertirles del cambio por motivos de privacidad. A nivel local, esto no te va a afectar ya que tus archivos no se tocan. Lo que cambia es el enlace que generaste en su día para que quien lo tuviera pudiera acceder a ellos.

La actualización entrará en vigor el próximo 13 de septiembre y con ella, se introducirá una clave de recurso en los archivos de Drive, por la que se cambiarán los enlaces para ver algunos de ellos. Ello puede dar lugar a que el usuario reciba nuevas solicitudes de acceso a esos archivos.

Esto significa que con la actualización, el usuario necesitará una URL con clave de recurso para acceder al archivo, salvo que ya lo haya visto o haya accedido a él con anterioridad. La compañía especifica que si no tienen la URL con la clave, habrá que solicitar acceso al archivo. Google también señala que no todos los archivos se verán afectados, sino solo algunos. Por ejemplo, Documentos, Hojas de cálculo, Presentaciones y Formularios de Google quedan fuera de este cambio, como informa en la página de Soporte.

Google Drive te deja compartir tus archivos de dos maneras diferentes. Por una parte, puedes añadir directamente a las personas con las que quieras compartirlo, y por otra, puedes generar un enlace que puedes compartir para quien lo tenga pueda acceder a él. Lo que quiere corregir Google son estos enlaces. No son públicos exactamente, no se indexan, pero tampoco son tan privados como deberían, y no son lo suficientemente difíciles de adivinar. Vamos, que si un atacante sabe cómo genera Google estos enlaces, entonces no le cuesta adivinar algunos aleatorios y acceder a estos archivos.

Por eso, Google va a reforzar los enlaces para compartir archivos creados antes del 2017, para cambiar la clave que usa como vínculo. Google solucionó este problema en sus enlaces el 1 de enero de 2017, pero todos los anteriores siguen siendo vulnerables.

Por lo tanto, Google ha tomado la decisión de forzar el cambio de los enlaces anteriores al 1 de enero del 2017, de forma que quienes los usen ya no podrán acceder a los archivos a los que apuntaban, porque simplemente ya no apuntan a ellos. La compañía permite comprobar cuáles son desde ‘Mi Unidad’. Esta comprobación, no obstante, solo está disponible durante 30 días desde el momento en que el usuario recibe el correo de notificación de actualización.

Para consultar qué archivos compartidos se ven afectados, de manera que las personas que tengan el enlace ya no puedan acceder a ellos, solo tienes que entrar en la web drive.google.com/drive/update-drives. Cuando lo hagas, te aparecerá una lista completo de los archivos afectados.

La lista que te aparece está integrada en Google Drive, lo que quiere decir que puedes interactuar con todos los archivos, dejar de compartirlos, eliminarlos, o ver quiénes han accedido a ellos. Aquí, no le va a pasar nada a nivel local a tus archivos, el cambio afecta sólo a las personas que quieran acceder a ellos mediante el enlace que tenían hasta ahora.

En la lista de archivos vas a poder ver si ya se ha aplicado la actualización de seguridad, lo que quiere decir que el enlace que habías creado cuando lo compartiste ya ha cambiado, y el que tenías hasta ahora ya no le sirve a otras personas para acceder a ellos. Si se te han aplicado los cambios, a la derecha de cada archivo verás la opción de Quitar actualización de seguridad. Si no lo ves, pasa el ratón por encima del archivo y te aparecerá. Si pulsas en esta opción, se restaurará el enlace que se había creado el día que compartiste el archivo para que vuelva a funcionar, aunque este archivo quedará más desprotegido que el resto que tengas compartidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *