GIRO DE ITALIA || Resumen de etapa 7, 8 y 9 durante el fin de semana

ETAPA 7

El neerlandés Koen Bouwman (Jumbo-Visma), que logró la victoria en la séptima etapa del Giro de Italia, dijo que no puede describir lo que siente tras levantar los brazos en Potenza, donde se proclamó vencedor tras una fuga de 122 kilómetros, que fue el reflejo de la “confianza” que tuvo durante la jornada.

La séptima etapa del Giro, entre Diamante y Potenza, la primera de montaña sobre un recorrido de 196 kilómetros, se la adjudicó Bouwman, en lo que supuso su primer triunfo como profesional en la ronda italiana.

“Me sentí muy bien en los últimos metros. Ataqué al final para no tener problemas, porque tenía confianza en poder ganar, como al final ocurrió”, dijo Bouwman al llegar a meta.

ETAPA 8

La octava etapa del Giro de Italia, con salida y llegada en Nápoles, con un recorrido corto pero enrevesado de 153 kilómetros, fue para el belga Thomas de Gendt (Lotto Soudal) en un reducido esprint y en la que el español Juan Pedro López (Trek Segafredo) no tuvo problemas para retener la maglia rosa.

De Gendt hizo valer el ataque que protagonizó a 42 kilómetros del final junto a su compañero y compatriota Harm Vanhoucke (Lotto Soudal), el italiano Davide Gabburo (Bardiani CSF) y el español Jorge Arcas (Movistar).

Tras De Gendt cruzaron la meta, Gabburo en segunda posición y Arcas en tercera.

ETAPA 9

El australiano Jai Hindley (Bora) se adjudicó la novena etapa del Giro de Italia, este domingo en el alto del Blockhaus, a 1.665 metros de altitud en los Abruzos (sudeste).

El español Juan Pedro López (Trek) conservó su maglia rosa de líder de la general con 12 segundos de ventaja respecto al portugués Joao Almeida.

En la pelea por a victoria de etapa, Hindley superó por un exiguo margen al francés Romain Bardet y al campeón olímpico ecuatoriano Richard Carapaz en un esprint entre seis corredores en este final en alto.

Una llegada emocionante, con los candidatos en acción. Hindley batió a Bardet, Richard Carapaz, Mikel Landa y Joao Almeida, todos con el mismo tiempo. Vincenzo Nibali se dejó en meta 34 segundos, Valverde 46, Pello Bilbao, afectado por una caída inicial 1.08 minutos, y Juanpe López, sufriendo lo indecible a 1.46 minutos.

El Ineos afiló las garras en espera del escenario definitivo del Blockhaus, ‘la casa de piedra’ en alemán, un puerto morada de bandoleros en tiempos pretéritos, donde la dureza iba a señalar a los elegidos para la gloria. Una subida de filtro de 13,6 km al 8,4 con más de 10 sin respiro superior al 10.

Los bandoleros del Ineos enseguida quitaron caretas. A 16 de fuga se acabó la fuga y Richie Porte, con Carapaz a su vera, tensó la marcha hasta reducir la cabeza a unos 12 corredores, con Valverde, Landa, Nibali, Bardet, Almeida.

Un tren agobiante para Simon Yates, descolgado nada más empezar el puerto, que hizo sufrir a Juan Pedro López, a quien una incidencia de mala fortuna -se dio con la rueda de Valverde en una frenada- le apartó del grupo de la alta jerarquía. Tampoco estaba delante Pello Bilbao, afectado por la caída inicial, ni Ivan Ramiro Sosa, el líder teórico del Movistar.