Examen Transformar

El Transformar tiene 160 preguntas, que se distribuyen en 40 por cada campo. Para responderlas, los aspirantes a la educación superior tienen una hora; y hay 30 minutos adicionales para resolver el test de orientación vocacional.

Gibran Villagómez, representante de Proyecto Alfa, recomienda a los aspirantes que aprovechen este último test Transformar. Esto, debido a que es un examen generalizado que permite el ingreso a cualquiera de las universidades públicas. “Después será de conocimientos y sectorizado. Lo que implica que deberán prepararse para el examen de cada universidad, lo cual demandaría más tiempo y recursos”.

El test Transformar tiene cuatro dominios: lógico, atención y concentración, numérico y verbal.

Para las áreas numérica y verbal hay 17 minutos, lo que implica 25 segundos por pregunta. En razonamiento lógico son 15 minutos, es decir, 22 segundos por pregunta. Y para el campo de atención y concentración los aspirantes tienen 11 minutos, lo que implica 17 segundos por pregunta.

El profesor sugiere que los aspirantes se preparen con métodos sencillos de resolución. “La prueba es de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Lo mejor es hacerlo de la manera más rápida posible, con agilidad. El Transformar se basa en dos cosas: resolver los ejercicios en el menor tiempo posible y tener una capacidad de lectura rápida. Mientras más rápido lean y comprendan lo que dice el ejercicio, más rápido podrán resolver. Si los chicos tienen falencias en lectura será un poco más complicado. Eso para cualquiera de los dominio”.

Geovanni Díaz, coordinador académico del Preuniversitario Newton, señala que en los chicos de la Sierra, que están próximos a rendir el Transformar, debe predominar la capacidad de observación y la conciencia numérica y verbal. El profesor indica que la mejor forma de rendir el test es a través de la capacidad de razonamiento que el aspirante tenga y de su agilidad mental para identificar la solución. “Si bien la prueba es de carácter aptitudinal, la rapidez mental es un factor de importancia para la solución efectiva de la evaluación”.

*Para los procesos de admisión en cada universidad*

En los siguientes procesos de admisión, que aplicará cada universidad desde el 2023, el maestro Gibran Villagómez recomienda que los jóvenes se preparen en conocimientos. “Lo bueno de esto es que el aspirante podrá elegir la carrera a la que quiere postular y según eso se preparará en las asignaturas de esa carrera”. Por ejemplo, si un aspirante quiere estudiar Medicina sugiere que se prepare en Química, Biología , Anatomía, etc. Si es su elección es por una ingeniería deberá prepararse en Física, Matemáticas, Geometría.

Los jóvenes que no van a rendir el último test Transformar, desde ya deberían ir reforzando conocimientos, dice Villagómez. “Sobre todo porque venimos de dos años de pandemia donde los aprendizajes han sido bajos en la modalidad virtual y hay que estar preparados para la forma de acceso de cada universidad. Algunas podrían mantener el razonamiento, otras priorizarán el conocimiento, otras quizá tomarán en cuenta únicamente las notas del bachillerato”.

Por su parte, el maestro Díaz señala que lo principal será la identificación de la carrera a seguir y las universidades que ofertan dicha carrera. La base aptitudinal, dice, estará presente en todos los accesos a facultades. Pero será la propia universidad la que defina el porcentaje aptitudinal y el porcentaje de conocimientos específicos y su grado de dificultad. Por ejemplo, dice, una carrera podría establecer que para el ingreso, el 30% de la evaluación sea aptitudinal y el 70% de conocimientos específicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *