Elton John se despide de los escenarios con su último show en Estados Unidos.

El músico británico, Elton John comenzó su despedida de los escenarios. Tras 47 años de su mítica actuación en el Dodger Stadium de Los Ángeles, que lo lanzó al estrellato mundial, el músico volvió este fin de semana al lugar para brindar su último show en los Estados Unidos. El concierto fue parte de su gira Farewell Yellow Brick Road, que pudo verse en directo por streaming en Disney+.

Mientras Dua Lipa se sumaba a la estrella de la música británica en el escenario, John se puso una bata de lentejuelas adornada con sus iniciales y una brillante gorra de beisbol. El look era un claro homenaje al deslumbrante uniforme que el músico lució para su concierto en el mismo lugar, el 25 de octubre de 1975.

En este sentido, el artista y Lipa procedieron a interpretar juntos «Cold Heart», su colaboración publicada en 2021 que mezcla letras de «Rocket Man», «Sacrifice», «Kiss the Bride» y «Where’s the Shoorah?», grandes éxitos de John. «Esta noche es una noche muy especial, una noche muy emotiva para mí», dijo John al comienzo del show tras tocar «Philadelphia Freedom». «Ha sido un largo viaje», agregó reflexivo el artista, de 75 años. «Estamos haciendo historia esta noche, la primera transmisión global en Disney+», expresó con orgullo.

Recuperándose todavía de una lesión de cadera que obligó a aplazar la gira en septiembre de 2021, John no se movió por el escenario con facilidad. Sin embargo brindó un show impecable, en el cual estuvo acompañado de otros artistas invitados. Brandi Carlile cantó las estrofas que inmortalizó el fallecido George Michael junto a John para «Don’t Let the Sun Go Down on Me». La cantante británica Kiki Dee se unió a John para cantar su clásico dúo «Don’t Go Breaking My Heart», a casi cinco décadas de su debut en los charts. «Decidimos recrear ese increíble momento para ustedes», le confesó John a su público. «Quiero pasar tiempo con mi familia; tendré 76 años cuando deje de hacer giras el año que viene», confesó la estrella mientras su pareja, David Furnish, aparecía junto a sus hijos, Zachary, de 11 años, y Elijah, de 9. «Quiero traerlos aquí para mostrarles exactamente por qué me retiro».

John terminó el espectáculo con su clásico «Goodbye Yellow Brick Road». Al final de la canción, se despojó de su bata plateada para mostrar un conjunto deportivo y se subió a un ascensor que lo elevó al escenario. Mientras esto sucedía, en las pantallas aparecía un Elton animado caminando por una celestial camino de ladrillos amarillos. «Sean buenos con los demás», añadió mientras dejaba el estadio. «Y adiós», se despidió. La gira Farewell Yellow Brick Road marca las últimas fechas de la gira del británico en Norteamérica y Europa. «Me voy a ir de la manera más grande posible, actuando a mi mejor nivel, con la producción más espectacular que he tenido nunca, tocando en lugares que han significado mucho para mí a lo largo de mi carrera», dijo en un comunicado.

Los logros profesionales de la celebridad británica son tan grandes como su trayectoria. Se trata de uno de los artistas solistas más populares de todos los tiempos. Solo en las listas de éxitos del Reino Unido y de Estados Unidos tiene un disco de diamante; 32 de platino o multiplatino y 21 de oro, así como más de 70 grandes éxitos ubicados en la lista Top 40. A nivel mundial, Elton John vendió más de 300 millones de discos, por lo que su adiós de los escenarios tendrá un fuerte eco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *