Elon Musk aconseja a su personal de Tesla la reducción del costo en la entrega de los vehículos eléctricos a sus clientes.

El CEO, director de Tesla, Elon Musk, instó a sus empleados en un correo electrónico a buscar la forma de «minimizar el costo» de las entregas de vehículos eléctricos a los clientes, «en lugar de gastar mucho en tarifas de expedición, horas extras y contratistas temporales solo para que los autos lleguen en el cuarto trimestre».

En este sentido, el empresario ordenó a sus empleados a no acelerar las entregas para alcanzar objetivos de ventas al final del trimestre. «Corremos como locos al final del trimestre para maximizar las entregas, pero luego las entregas caen enormemente en las primeras semanas del siguiente trimestre», asegura Musk en su mensaje, al que ha tenido acceso CNBC.

El anuncio se produce en medio de incesantes restricciones portuarias, escasez de repuestos y un aumento de los costos de envío a los que se enfrentan últimamente los fabricantes de automóviles. Este año, Tesla ha tenido problemas para entregar autos nuevos a clientes en los EE. UU. En línea con los rangos de fechas prometidos originalmente. Algunos clientes de Tesla experimentaron retrasos en la entrega de meses , lo que los dejó pagando de su bolsillo los alquileres y las aplicaciones de transporte, y la necesidad de volver a solicitar préstamos debido a plazos incumplidos.

Aunque no es la única compañía que afronta estos contratiempos. La semana pasada, por ejemplo, su rival Rivian Automotive anunció retrasos en la entrega a quienes habían reservado su R1S, un vehículo utilitario deportivo.

Pese a todo, las ventas han crecido este año para Tesla. La compañía obtuvo ganancias netas de 1.140 millones de dólares en el segundo trimestre de este año, siendo la primera vez que esta cifra supera los 1.000 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.