El rockero Enrique Bunbury anunció que se despide de los escenarios.

El cantante, compositor, multinstrumentista y exvocalista y líder de la banda de rock española Héroes del Silencio, Enrique Bunbury, canceló su actuación que tenía previsto ofrecer el 22 de septiembre en el festival Icónica Sevilla Fest a causa de la decisión tomada por el artista de suspender la totalidad de su gira en España debido a sus problemas físicos persistentes que le impiden continuar en los escenarios.

Cabe destacar su biografía y trayectoria, nacido el 11 de agosto de 1967 en Zaragoza, noreste español, con 13 años ya tocaba la guitarra eléctrica y después la batería. Comenzó tocando en el colegio y como cantante y guitarrista, o batería y bajista ocasional en grupos «amateur» como Apocalipsis, Rebel Waltz, Proceso Entrópico o Tres Años de Pena o Zumo de vidrio. Junto al baterista Juan Valdivia formó Héroes del Silencio en 1985 y, dos años después, salió el mini-álbum Héroe de leyenda, al que le siguió El mar no cesa (1989), que fue Disco de Platino. Otros éxitos importantes con Héroes del Silencio fueron Senderos de traición (1990), El espíritu del vino (1993), Flor de loto (1994), Avalancha (1995), Parasiempre (1996) y Rarezas (1998).

Bunbury, quien fue el que decidió el fin de Héroes del Silencio, creó en 1994 la discográfica independiente A la Inversa Records con el grupo zaragozano Las Novias. En 1997 llegó su primer trabajo de estudio en solitario, Radical sonora, al que siguieron Pequeño (1999), Flamingos (2002), y El viaje a ninguna parte en 2004, por el que fue Disco de Oro en México y premio MTV al mejor músico español. En 2005 anunció la disolución de la banda que le acompañaba desde que dejara Héroes por «agotamiento de ideas». En 2016 fue nombrado Mejor Artista Español en los MTV Europe Music Awards.

Antes de su adiós definitivo a los escenarios anunciado hoy, Burbury había informado el pasado mes de febrero que se retiraba de los escenarios a partir de septiembre, después de cumplir sus compromisos en España y EE UU, debido a problemas de garganta y vías respiratorias. La decisión fue tomada tras una gira mexicana en la que había comprobado que lo que «normalmente era placer y deleite se ha convertido en fuente de inmenso dolor y sufrimiento». «Tengo la edad para hacer este cambio importante en mi vida y el apoyo de mi familia y management», remarcó entonces el artista, que reconocía que en sus 35 años de carrera se ha subido «en los mejores escenarios del mundo y en algunos de los peores».