China puso en órbita un satélite de prueba con tecnología 6G.

China Mobile, empresa de telecomunicaciones anunció que se colocaron en la órbita terrestre baja dos satélites experimentales con el propósito de realizar pruebas de su red integrada de comunicación espacial y terrestre, recogen medios estatales.

Según la compañía, el China Mobile 01 Star es el primer satélite de procesamiento de señales del mundo en estar equipado con un sistema que permite verificar la integración de la tecnología 5G Tierra-espacio. Asimismo, la firma comunicó que el satélite de verificación Star Core es el primer dispositivo a nivel mundial en contar con un sistema de red central satelital basado en una arquitectura autónoma distribuida para la tecnología 6G. Este aparato fue desarrollando conjuntamente entre China Mobile y el Instituto de Innovación de Microsatélites de la Academia de Ciencias de China.

Con respecto al sistema del Star Core, se especificó que puede permitir la reconstrucción de la arquitectura de su ‘software’ en órbita, así como el despliegue de las funciones de la red central satelital y la gestión automatizada de estas. Según China Mobile, con estas características se logrará mejorar la eficiencia y confiabilidad de la operación en órbita de la red central.

De tal forma que ambos satélites están situados a solo 500 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. A esta altitud, los dispositivos satelitales ofrecen diversas ventajas como baja latencia y alta tasas de transferencia de datos, en comparación con aquellos que se desplazan en una órbita de 36.000 kilómetros de altura.

Por otra parte, China Mobile aseguró que estos satélites son una plataforma importante para las futuras redes espaciales y terrestres integradas, puesto que, al ser colocados en una órbita baja, pueden compensar la falta de cobertura de las redes móviles terrestres, además de brindar Internet satelital con un mayor ancho de banda. Finalmente, la empresa china destacó que llevará a cabo pruebas en órbita con sus satélites experimentales, con el fin de acelerar la integración y la expansión de las industrias que manejan tecnología espacio-Tierra.