CATAR 2022 || Triunfo categórico de Brasil y posible lesión de Neimar

Brasil se ha impuesto a Serbia en su primer partido en el Mundial de Qatar gracias a dos goles de Richarlison, el segundo de muy bella factura. La Canarinha, comandada por Neymar y Vinicius en ataque, había tenido varias ocasiones, aunque se topó con el portero Vanja Milinkovic-Savic, el mejor de su equipo en el partido.

El 10 de la Canarinha se retiró antes de acabar el partido con el tobillo visiblemente inflamado y no pudo contener las lágrimas en el banquillo.

La selección serbia comenzó con mucho brío, pero se fue enfriando con el paso de los minutos y pudo acabar goleada. Brasil se coloca como el líder del grupo G, empatado a puntos con Suiza, que esta mañana ha vencido a Camerún.

Poca gracia tuvo Brasil hasta llegado el segundo tiempo, por más que desde el inicio fuera el Brasil de Neymar, Vinicius, Raphinha y Richarlison.

Es decir, una Canarinha para el destape y otra para blindar a los que vuelan con poco retorno. O casi nulo, como en el caso de Neymar, de entrada, de derrape en derrape ante tanta celada serbia, una selección más combativa que ingeniosa que se quedó sin cuerda cuando poco a poco más reconocible fue su rival.

Neymar no había venido a Qatar a conseguir que el Mundial fuera suyo por fin. Neymar estaba en Qatar para mostrar que ya lo es. Como Cruyff le enseñó un día a Valdano que la pelota le pertenecía.

Pero la primera función contra Serbia terminó en susto mayúsculo, con Brasil temblando por si el 10 podrá jugar el siguiente partido. El atacante del PSG se retiró del campo en el minuto 80, cojeando, con el tobillo derecho hinchadísimo. Al llegar al banquillo, se cubrió la cabeza y pareció sollozar. El temblor de la incertidumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *