113 fallecidos en cárceles del país

Poco a poco se conocen detalles de cómo se perpetró la última masacre que dejó 27 internos muertos en las cárceles de Cotopaxi y de Guayaquil.

Informes policiales señalan que emisarios que actúan bajo el membrete de Los Choneros iniciaron la pugna y desde el pabellón 9 atacaron con armas de fuego a sus principales rivales: Los Lobos. Según las indagaciones, en el cruce de balas hirieron a un cabecilla.

Los Lobos arremetieron contra los ocho presos que trabajaban en un huerto. Las familias de los fallecidos advierten que no pertenecían a ninguna red ilegal, pero la Policía asegura que eran aliados de Los Choneros y que por eso fueron atacados.

Los informes de los agentes señalan que la matanza en los dos centros de rehabilitación responde a un nuevo intento de acabar con ese grupo, que era manejado por Rasquiña. En total, en este año, esa pugna ha dejado 113 fallecidos en las prisiones.

Entre la información que tienen los uniformados también se revela que desde la masacre de febrero pasado, en donde murieron 79 detenidos, las bandas ecuatorianas pidieron armamento a sus jefes de México.

En los últimos enfrentamientos, en Cotopaxi utilizaron explosivos, armas largas y hasta granadas. Así se destruyeron paredes, puertas y techos. Ese dato fue confirmado por funcionarios del SNAI que recorrieron las instalaciones.

Ahora se investiga cómo y cuándo ingresaron esos objetos al centro carcelario.

La Policía rastrea el sistema de encaletamiento que tienen las redes criminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.